Se estima que, tan solo en la ciudad de Nueva York en Estados Unidos, alrededor de 200.000 pájaros mueren al año por colisionar contra edificios, en especial aquellos con grandes ventanales. 

Este es el caso de la gran mayoría de las ciudades hoy en día. Las tendencias y desarrollos arquitectónicos actuales, se han inclinado por tener rascacielos o edificios cuyas fachadas están compuestas de cristal, aproximadamente en un 60%, impactando a una gran cantidad de aves que vuelan en las urbes. Las fachadas de cristal reflejan paisajes, muchas veces prolongando el horizonte y, por lo...